GWE Plastics apoya economicamente y colabora con la Fundación “Ocean Cleanup” en dar a conocer y captar fondos para el desarrollo del primer método efectivo de recogida pasiva de residuos plásticos flotantes en los océanos.

EL PROBLEMA

La contaminación de plástico en los océanos

  • Millones de toneladas de plástico inundan nuestros océanos.
  • Cada año mueren un millón de aves y cien mil mamíferos en los océanos debido a la contaminación causada por plásticos.
  • Los vertidos en los océanos producen daños en la actividad pesquera, en reparaciones de buques y en limpieza de costas cuyo coste se estima en 13 billones de dólares al año (UNEP 2014).
  • El plástico absorbe agentes químicos tóxicos (como los PCBs y DDTs) aumentando exponencialmente su concentración y convirtiéndose en contaminantes orgánicos que se acumulan a lo largo de la cadena alimentaria. Podemos citar, como efectos en la salud ligados a estos contaminantes químicos, el cáncer, malformaciones e infertilidad.

EL CONCEPTO

Cada vez que el problema de contaminación por plástico ha captado la atención general, ha dado lugar a la aparición de distintas soluciones para la retirada de residuos. Sin embargo, todas ellas consistían en utilizar buques y redes para “pescar” el plástico. No sólo las emisiones de nuevos vertidos prácticamente anularían los efectos de las capturas realizadas sino que, dada la amplitud de las áreas en donde se concentra el plástico, tales operaciones tendrían un coste inabordable e implicarían miles de años para su puesta
en práctica.
En 2012, Boyan Slat -un joven holandés de 17 años- propuso un método pasivo de retirada de residuos plásticos en los océanos que daba solución a estos retos.

  principios
Uniendo un conjunto de barreras flotantes y plataformas al fondo del mar nos permitiría concentrar el plástico antes de su extracción del océano – un proceso de retirada 100 % natural a través del viento y las corrientes.

1

En lugar de redes, se utilizaría una barrera sólida flotante que evitaría la captura de fauna marina. Las corrientes marinas fluirían por debajo de estas barreras, llevando consigo todos los organismos vivos y evitando que quedaran atrapados mientras que el plástico, de menor densidad que el agua, quedaría retenido en las barreras flotantes.

2

El conjunto dimensionable de barreras y anclajes está diseñado para dispositivos de gran magnitud, cubriendo millones de kilómetros cuadrados. Gracias al alto nivel de captura proyectado y de eficiencia en la puesta en práctica, se podría cubrir un giro oceánico en sólo 5-10 años ( o más dependiendo de la estrategia de puesta en práctica elegida)

3

  Para más información sobre el proyecto, documentación técnica y crowfunding pueden visitar la web www.theoceancleanup.com